+34 954 62 82 92 info@cgdformacion.com

El crossfit enamora

Por Enrique, estudiante de administración y dirección de empresas

Administrator

El crossfit enamora

Por Enrique, estudiante de administración y dirección de empresas

Mi nombre es Enrique, soy estudiante de administración y dirección de empresas, crossfiter desde hace aproximadamente unos 5 meses y os quiero hablar un poco sobre  este “deporte” llamado crossfit, que tanto me apasiona y que me ha enganchado desde el primer día que pise el box. ¿Por qué deporte entre comillas? Porque el crossfit es mucho más que un simple deporte, es explorar tus límites, que en ocasiones son más psicológicos que físicos, es afrontar un nuevo reto, que te motiva a superarte y estar preparado para el siguiente, entre otras muchas  más cosas que os describo más detalladamente a lo largo del artículo.

¿Cómo empecé en Crossfit?

Todo comenzó con una conversación con un compañero de trabajo, en la cual le comentaba que estaba realizando deporte por mi cuenta en las típicas instalaciones gratuitas montadas al aire libre que suele haber en parques de muchas ciudades de España. Mis entrenamientos eran simples combinaciones de ejercicios aeróbicos con anaeróbicos, todos aquellos que me permitían dichas instalaciones y fue ahí donde intervino mi compañero, recomendándome un box de reciente apertura en mi ciudad y a un precio asequible.

Entrenamiento Crossfit

Llegas al box, y lo primero que te llama la atención, es la simplicidad del mismo pero que tanto atrae, una nave que se aleja totalmente del típico gimnasio convencional y la cual carece de sofisticadas máquinas pero que cuenta con una serie de elementos como jaulas, anillas, bancos y racks, remos, combas, cuerdas, balones medicinales, trineos y las famosas kettlebells, con los que se pueden hacer infinidad de ejercicios programados realizados a alta intensidad, en los que cada día es un entrenamiento diferente de una duración de 60 minutos que te alejan de la rutina, monotonía y que mantienen tu cuerpo y mente en alerta.

Y es aquí donde viene lo bueno; en los ejercicios programados (ejercicios del día) o como se dice en el box; Wods, ya que todos los entrenamientos del día están escritos en una pizarra en inglés, la lengua natal del país de origen del crossfit (EEUU).Tu coach o instructor te comenta de que va el wod del día y te pone en situación.

Existen unas fases previas para acondicionamiento del cuerpo al wod; como es el calentamiento, importante para evitar posibles lesiones; una parte de técnica/ fuerza, en la que se busca el perfeccionamiento del ejercicio y el desarrollo de la potencia y fuerza, con ejercicios que posteriormente realizaremos solos o en combinación en el entrenamiento final, cada uno de ellos basados en actividades gimnasticas mediante el uso del peso corporal, ejercicios de halterofilia y atletismo, buscando siempre la resistencia de cada individuo, ya que, los wods se ajustan a cada persona y a sus posibilidades, es por esto,  por lo que cualquiera,  sea cual sea su edad y condición física puede practicarlo. Los wods pueden ser de varios tipos:

  • For time: cuyo objetivo es realizar un número de rondas o realizar la combinación de ejercicios lo más rápido posible.
  • Amrap: que consiste en realizar el mayor número de rondas posibles de combinaciones de ejercicios en un tiempo límite que suele ser de unos 20 minutos.
  • Tabata: son 8 rondas en las que se ejecuta un ejercicio a alta intensidad durante 20 segundos y 10 de descanso, en el que se cuenta el número máximo de repeticiones. Los tabatas pueden ser de varios ejercicios diferentes.
  • Emom: aquí se busca realizar un número de repeticiones de uno o varios ejercicios dentro de un minuto, durante el mayor número de minutos posible. El tiempo que sobra desde el fin del ejercicio marcado hasta el fin del minuto, es utilizado para descanso.

Si quieres iniciarte en este “deporte” te recomiendo en principio dos clases por semana, con descansos espaciados entre cada entrenamiento para que el cuerpo se recupere y conforme vayas avanzando, un mínimo de tres para notar mejores resultados.

¿Qué me ha aportado el crossfit en estos 5 meses?

Desde que lo practico sólo puedo sacar cosas buenas de él y es que todo son beneficios. Trabajas todas y cada una de las partes de tu cuerpo, músculos que hasta en ocasiones dudabas de su existencia. Fuera ya de bromas, el crossfit es un “deporte” muy completo que te acondiciona para la realización de cualquier otro tipo de deporte y para el día a día de la vida cotidiana. He ganado en muchos aspectos tanto en fuerza,  coordinación, potencia, resistencia pero también en aspectos que van más allá de lo físico como: autoestima, sacrificio, constancia, motivación, ganas de superarse, pero sobre todo buenas amistades, porque el crossfit también es comunidad y compañerismo, apoyo mutuo, de gente que se vuelca en trasladarte todos sus conocimientos. Desde luego a cualquiera que se quiera iniciar, se lo recomiendo, con total seguridad puedo decir que no se arrepentirá. «El crossfit enamora».

Si te interesa ser un profesional de esta modalidad deportiva puedes hacerlo con CGD y su curso de "Entrenamiento de alta intensidad"