+34 954 62 82 92 info@cgdformacion.com

¿Cómo un líder de empresa puede ser también un maestro?

Los maestros no sólo están en las escuelas o colegios

CGD E-Learning Center SL, Dpto Marketing

Un líder de empresa como maestro

Los maestros no sólo están en las escuelas o colegios. En las empresas e inclusive en los gobiernos (aunque en contadas ocasiones), es posible encontrarse a gerentes estrella que tienen el carácter de un buen maestro. Jefes que a través de su administración logran convertir su compañía en una incubadora de grandes talentos.

Un líder y maestro de empresa se identifica por su forma de gestión con los trabajadores. Enfatizan en un acercamiento a las personas de manera individual e intensiva (en un buen sentido), con un trabajo diario y constante de instrucción personalizada. Lo que se traduce para los empleados en un mejor dominio de sus habilidades, independencia de sus acciones, cumplimiento… 

Odoo text and image block

Estos líderes se parecen a esos grandes maestros de escuela, que se acercan a cada individuo, que a veces se saltan el formalismo. Según Sydney Finkelstein  Profesor de Administración y Director del Centro de Liderazgo en la Escuela de Negocios Tuck en Dartmouth College, hay tres características que tienen los empresarios con cualidades de maestro:

 Profesionalismo: Guían sobre cómo comportarse profesionalmente pero respetando la independencia del trabajador. Enfatizan en los estándares éticos e integridad.   

 Algo de artesano: A pesar de su rango, no dejan a los demás las instrucciones de aspectos prácticos. Están cerca para demostrar a sus empleados cómo se hace…

 Lecciones de vida: la enseñanza de un líder y maestro no se limita al trabajo, también comparten su sabiduría más profunda sobre la vida. 

La enseñanza individualizada y de rutina, el acercamiento a los empleados, el control de su atención y las lecciones que puedan ser impartidas, tendrán mayor relevancia y repercusión que las formas tradicionales utilizadas por las empresas. Un gerente que es como un maestro, genera lealtad, que se traduce en impulso y crecimiento para su compañía.

Fuente: Harvard Business Review 
 

Compartir